Pequeños detalles para edulcorar nuestra economía

El post de hoy va sobre edulcorar, porque es lo que se suele hacer para reducir calorías en nuestro té o café. Todos sabemos, sustituímos el azúcar por una alternativa menos calórica, y no cuesta esfuerzo alguno. Pues ese es un planteamiento que podemos aplicar en nuestro día a día para reducir gastos (calorías) de nuestra economía mensual. 

Algunos de los pequeños gestos que a mí me sirven son:

  • Dar un toque romántico o «natural» a nuestro cuarto de baño haciendo uso de las clásicas y aromáticas pastilla de jabón jabón. Podemos usarlas tanto para lavarnos las manos como para la ducha diaria. Os aseguro que duran más que los jabones líquido que tanto hemos usado. La variedad de pastillas de jabón que existen en el mercado es tanta que seguro que nadie se queda sin sus favoritos. Las mías son éstas: Roger&Gallet y los jabones naturales que se pueden adquirir a través de tiendas de cosmética natural (como Natural Sensia); me encantan.

  • Desayunar sano y como antes. Volver a las tostadas de pan es una opción saludable y económica. Si compramos una barra tenemos para dos o tres desayunos y la variedad que podemos presentar con una tostada es «infinita»: aceite, miel, mantequilla, mermelada, tomate, queso de untar… Mis favoritas son las de aceite con sésamo y las de mermelada (de cualquier fruta). Es difícil aburrirse con tanta variedad.

  • Y para la colada nuestra de cada día, lo mejor es sustituir el suavizante por vinagre. Está claro que no olerá a «perfume», pero tampoco lo consigo con el suavizante o suavizantes que he utilizado. Aunque si sabéis de alguna marca que lo consiga… soy todo oídos, mejor dicho, ojos. Usando vinagre cuidaremos nuestra lavadora y también nuestra ropa. Esta información viene de fuentes muy fiables: el técnico de la lavadora o el fontanero de toda la vida, y de un curso sobre cuidado de textiles que impartieron para personal de El Corte Inglés. También existe una alternativa intermedia: lavar la ropa de trote con vinagre y la de los domingos con suavizante del que perfuma la ropa 😉

Esos son algunos de los sobrecitos de edulcorante que podéis incorporar en vuestro día a día para tener una economía algo más ligera.

Cuántos sobres de «edulcorante», uno o dos?

La que quiera dos, en breve os los traigo.

Esta entrada fue publicada en Dia a día. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.